La FPSC está ejecutando el Proyecto «Empoderamiento de mujeres rurales de escasos recursos del Departamento de Carazo, Nicaragua mediante la implantación de un Programa de formación técnica y ocupacional orientado al emprendimiento y liderazgo”.

El problema educativo en Nicaragua es un factor determinante para explicar la poca participación de las mujeres de las zonas rurales en la economía de sus comunidades; muchas de ellas no tienen ninguna cualificación específica. Un gran porcentaje no ha terminado la Educación Primaria y existe mucha deserción escolar. Esta situación limita enormemente las posibilidades de las mujeres para encontrar un buen empleo y mejorar sus ingresos. ACOEN, a través del “Centro Social Vega Baja”, en Diriamba (Nicaragua), trabaja para resolver este fenómeno: ofrecer formación integral a mujeres que les permita encontrar trabajos mejor remunerados, mejorando así su calidad de vida y la de sus familias.

En República Dominicana, gracias al  auspicio de INDESCO, se está fortaleciendo la capacidad de generación de ingresos de la mujer de escasos recursos del medio rural.  El programa es implementado en la Escuela Técnica Hotelera Serranía, ubicada en Jarabacoa, una región agroforestal de la isla.

En la zona de acción, la pobreza, asociada a un nivel educativo bajo, además de dificultar  el acceso a puestos laborables competitivos, favorece la violencia de género tan marcada en ese estrato social.  El programa está enfocado en dos líneas de acción:

1ª) La capacitación de la población en situación de vulnerabilidad (mujer  que por sus limitados recursos económicos no puede acceder a centros de formación técnico profesional). Esta línea persigue un aprendizaje de excelencia  para que logre  emplearse en sectores del área de servicios de hotelería y turismo, por ser este un sector  con crecientes requerimientos de mano de obra capacitada. Las beneficiarias alcanzan la certificación como Técnico General en Servicios de Hospitalidad y Técnico en Artes Culinarias.

2ª) El desarrollo de Valores y de competencias cívico-ciudadanas para completar  la educación integral de estas mujeres. A tal fin, se ejecutan dinámicas pedagógicas que utilizan como medios, el teatro, la música y el deporte para fortalecer  los aspectos fundamentales de autoestima y liderazgo, y fomentar el compromiso de la mujer con el progreso de su entorno y con el bienestar de su comunidad.

Dos voluntarias de la Fundación PRODEAN prestaron sus servicios en beneficio de la labor desarrollada por la Escuela Técnica Hotelera Serranía, en favor de la mujer dominicana de zonas rurales. Este voluntariado puso en práctica sus pilares: “Solidaridad, Unidad, Libertad, Generosidad”.

CEFIM trabaja con el ideal de formar mujeres para la vida, ayudándolas  a descubrir su grandeza, su capacidad de ser libres, recuperar su autoestima y  hacer una conquista constante para lograr  la efectiva igualdad de sus  derechos  y por tanto, igualdad de salario respecto a igualdad de trabajo.

Luchan porque sus estudiantes, en un país tan marcadamente machista como es Bolivia y donde, según cifras oficiales,  de cada diez mujeres, siete son víctimas de algún tipo de violencia, tomen conciencia de su  dignidad de  mujer que  se manifiesta en el hecho  de  ser única, insustituible,  dotada de intimidad, de inteligencia, voluntad, libertad, capacidad de amar y de abrirse a los demás.

Su objetivo es hacer que la mujer que estudia en el CEFIM se valore a sí misma y enseñe a sus compañeras a valorarse y no permitir ningún tipo de violencia ni discriminación. Están convencidas de que el secreto para recorrerlo libremente es el  pleno respeto de la identidad femenina, en un eficaz e ilustrado proyecto de promoción, que contemple todos los ámbitos del ser  femenino.

Fabretto celebra este Día Empoderando a Mujeres y Niñas desarrollando programas que preparan a las mujeres con el conocimiento y las habilidades esenciales para salir adelante. En Nicaragua, ¨las mujeres que viven en las zonas rurales tienen a su cargo buena parte de la responsabilidad de la reproducción económica de las unidades familiares y fundamentalmente, la de la reproducción biológica, social y cultural de la población de su medio¨ (Estudio de Género de la Mujer Cusmapeña).

Se puede leer el Lee todo el artículo que han publicado en su web sobre las mujeres de Fabretto.

Fundación FABRE junto con FUNDAP están implementando un proyecto en el occidente de Guatemala, en el departamento de San Marcos. En el departamento de San Marcos, el 68.54% de la población vive en condiciones de pobreza y un 15.19% en extrema pobreza. Esto hace imprescindible el apoyar la educación de las niñas en distintos niveles de formación. Se pretende dejar un capital social de calidad, que a mediano plazo pueda ser un agente de desarrollo en su comunidad. Por lo cual se propone en esta nueva iniciativa apoyar a un grupo de 100 niñas a nivel primario, con lo que se estará contribuyendo en gran medida a paliar los altos niveles de deserción escolar en el medio rural.

En Guatemala las niñas asisten un promedio de 3 años a la escuela, lo cual se ve reflejado en las condiciones económicas y sociales del país. A través de este proyecto se pretende continuar becando a niñas que durante el presente año han cursado el Cuarto y Quinto grado de su ciclo de educación primaria, pues está demostrado que si una niña abandona la escuela primaria tiene apenas un 2% de posibilidades de reinsertarse a un proceso de formación, ya sea técnico o formal.