Nuestra Memoria de Actividades 2020 nos deja un mensaje claro: frente a las medidas de distanciamiento y a pesar de los momentos de incertidumbre que hemos vivido por la irrupción de la pandemia, hemos sido conscientes de que unidos y solidarios, nuestra respuesta es mucho más eficaz ante los desafíos y las dificultades que se nos presentan.

En este año, y gracias también a la generosidad de muchas personas, nuestro compromiso por las personas en situación de vulnerabilidad en los países donde trabajamos no ha disminuido, sino que se ha intensificado, y hemos podido estar muy cerca de ellas.

Así, en 2020, hemos apoyado a 61.653 personas a través de nuestras actividades, habiendo realizado 19 proyectos de cooperación al desarrollo y 5 de ayuda humanitaria, para reforzar el desarrollo rural, el acceso al agua potable y los alimentos, la educación, la capacitación profesional y el desarrollo empresarial, y la participación y liderazgo de la mujer real y efectiva en la sociedad.

También hemos dirigido nuestros esfuerzos a afrontar los estragos generados por la COVID-19, como el apoyo a la residencia de mayores de las Hermanitas de los Pobres en Segovia, o el fortalecimiento del Centro de Salud St. Gabriel en Adís Abeba (Etiopía) para prevenir la transmisión del virus.

Y hemos reaccionado a sucesos devastadores, como la explosión del 4 de agosto en el puerto de Beirut, mediante la provisión de respiradores para la población afectada, el apoyo a la reconstrucción de iglesias y del centro Cultural Litani.

Accede a nuestra Memoria de Actividades 2020 y conoce a fondo nuestro trabajo:

MEMORIA DE ACTIVIDADES 2020