La Fundación para 02el Desarrollo Integral (FUDI) consciente del papel que la mujer está llamada a jugar en la economía de su hogar y en el desarrollo de sus comunidades puso en marcha en 1998 el centro de capacitación para la mujer trabajadora IXOQI’ (mujer en el idioma Kaqchiquel lengua hablada en la región centro occidental de Guatemala) donde se imparte formación integral con talleres especialmente adaptados a los requerimientos de la mujer indígena de pequeñas comunidades y aldeas en situación de extrema pobreza de los distritos de Sololá y Chimaltenango.

El centro brinda apoyo técnico-empresarial a las mujeres, facilitando el acceso a capacidades y oportunidades de desarrollo que unido al acompañamiento individualizado les permite incorporarse y competir en el mercado en el corto plazo, con productos que gozan de demanda en sus comunidades y así generar ingresos que se traducen en una mejora de la calidad de vida, de ellas, sus familias y su comunidad.

01

En 2005 se crea la empresa social IXOQI´ S.A., con la finalidad de comercializar parte de los productos que las beneficiarias elaboran durante sus cursos de capacitación, potenciando oportunidades de mercado, promoviendo contactos con empresas y compradores y ofreciendo asesoría empresarial.

La Fundación Fabre y la Asociación Onay, con el apoyo de la Obra Social LA CAIXA, que destinará 230.000 euros, se unen a FUDI, para desarrollar y consolidar en un periodo de 3 años (2015-2018) la empresa IXOQI’ S.A. como vehículo clave que apoya a 400 mujeres indígenas kaqchikeles en dos aspectos fundamentales, el económico y el social, para la producción y comercialización de sus productos.

Como socios de FUDI en el proyecto, la Fundación Fabre y ONAY, continuaremos con el proceso de mejora del fortalecimiento y sostenibilidad de sus actuaciones, especialmente en Ixoqi, prestando asistencia técnica en la formulación, ejecución, monitoreo y evaluación de las actividades. Los objetivos de la colaboración son: participar en el rendimiento de cuentas hacia beneficiarios y donantes; asegurar una gestión orientada a resultados de desarrollo, y promocionar el emprendedurismo en acciones conjuntas en el terreno con las beneficiarias.

03El conjunto de beneficiarias directas del proyecto, son estas 400 mujeres participantes en el programa, que ya han recibido formación con FUDI, provienen de 22 comunidades de los departamentos de Chimaltenango (72%) y Sololá (28%) en el occidente de Guatemala. De forma indirecta el proyecto tendrá impacto en 2.000 personas de estas comunidades. El 100 % de las participantes están auto empleadas por sus propios negocios (un 34 % trabaja además para terceros). El proyecto prevé apoyar a estas 400 mujeres para que puedan ejercer sus derechos económicos, de tal forma que al finalizar el proyecto al menos el 80% de ellas se hayan podido asociar a IXOQI’ S.A., desarrollen de forma satisfactoria su actividad y perciban ingresos regulares de al menos 1.440Q/mes (173,98 euros).

Se espera que al termino del proyecto la empresa social IXOQI’ cuente con una gestión económica mejorada, que cumpla con un alto grado de satisfacción de proveedores y clientes, y alcance la cifra de ventas de 800.000Q (91.614 euros) con un beneficio neto de 120.000Q (11.432 euros).

Asimismo, se espera contar con una gestión social mejorada, que cuente con una “Asociación de productoras” en funcionamiento que nombre a una representante en la Dirección de la empresa Social IXOQI’ y que 42.000Q (4.866 euros) del beneficio neto alcanzado se transfieran a proyectos sociales del centro de capacitación Ixoqi´ para que en el futuro nuevas beneficiarias puedan acceder a capacitación y se mantenga la asistencia técnica a las asociadas actuales.