Se cumple un año desde el inicio del proyecto de desarrollo agropecuario en Guineamayo (Perú)

Se cumple un año desde el inicio del proyecto de desarrollo agropecuario en Guineamayo (Perú)

Este mes de julio de 2016 se ha cumplido un año del inicio del proyecto “Productoras y productores agropecuarios organizados fortalecen el tejido social, económico y productivo y sus condiciones de vida en la Microcuenca Guineamayo (Cajamarca Perú)”, financiado por la Obra Social La Caixa. La FPSC trabaja en esta región andina de Perú junto a su socio local ESCAES para mejorar las condiciones de vida de la población de seis comunidades. Se trata de un área empobrecida donde la falta de diversificación agrícola y la carencia de oportunidades económicas, no permite desarrollar a la población todas sus capacidades, viviendo en una situación marginal y caracterizada por la desnutrición.

Dentro del programa de Desarrollo Socioeconómico de la Obra Social La Caixa, el proyecto trabaja por incorporar estrategias de capacitación y organización de productores y productoras, incluyendo mejoras técnicas para el manejo de los cultivos, mejorando la gestión económica en el proceso productivo, favoreciendo el acceso al mercado y todo ello bajo un enfoque de sostenibilidad ambiental y de género.

Durante este año se han desarrollado varios cursos de capacitación relacionados con el cultivo de la palta (o aguacate), el cultivo de frijol y la cría de cuyes, todos ellos con un fuerte potencial de salida en el mercado local. El proyecto sigue una combinación de capacitación teórica y práctica. De este modo, los talleres impartidos, bajo la metodología de “aprender haciendo”, hace que los productores que participan en los mismos puedan poner en práctica las habilidades adquiridas en la vida real, relacionadas tanto con el cultivo, como con la cría. Se trabaja en iniciativas productivas rentables que permitan a las familias pasar de la producción familiar a una producción comercial de forma organizada. Así, este año se ha incrementado el número de hectáreas cultivadas y aumentado la producción de forma notable con respecto al año pasado (hasta un 20% en el caso del frijol y un 30% en el de los cuyes). Estos excedentes permiten mejorar los ingresos económicos a través de su comercialización.

Además, el proyecto incide en el cuidado medioambiental, recuperando suelos a través de las buenas prácticas agrícolas, sin pesticidas químicos y la replantación y la creación de terrazas para evitar la erosión del suelo. La población está muy motivada con este proyecto, participando con su mano de obra en la creación de elementos como el sistema de riego.

De forma complementaria, se realizan ferias de promoción de los productos agropecuarios y pasantías de intercambios de experiencias exitosas, en las que los productores tienen la oportunidad de conocer de primera mano experiencias integrales dentro del sector agropecuario, desde la producción de plantones, el trabajo en vivero, su traslado a campo, riego, control de plagas, etc., hasta el proceso de cosecha y tratamiento de la producción.Durante este año, también se han realizado dos festivales gastronómicos para promocionar el frijol, la palta y el cuye, uno el 8 de diciembre de 2015 y otro el 14 de abril de 2016. En los mismos se presentan platos elaborados con estos componentes, siendo a la vez un modo de evidenciar la diversidad de recetas nutritivas que combatan la desnutrición existente en la zona, de promocionar estos productos para su consumo y su venta y de generar buenas prácticas en cuanto a higiene y manipulación de alimentos,

Por | 2018-03-13T11:13:13+00:00 22 de agosto de 2016|Actualidad Socios|Sin comentarios